viernes, 9 de enero de 2015

Propósitos, propósitos, propo... ¿qué?


Sucumbo a la presión social y, por primera vez en años (de teenager caía en la trampa) voy a hacer una listica con mis buenos propósitos para el año nuevo. (Nivel de motivación: diez. Nivel de credibilidad: cero.)

Para evitar venirme arriba voy a limitar la lista a un coqueto y redondito Top 10. Diez cosas que quiero hacer, o dejar de hacer, en este 2015 (con los comentarios del director, para que sean más interesantes). Se incluye banda sonora para leer el post:



  1. Escuchar más música -de adultos- (me niego a que las únicas coplas que mi cerebro decide tararear hablen de barquitos, patitos, palmitas, o cualquier cosa que acabe en diminutivo, ¡coponcito ya!)
  2. Dejar de comerme las uñas -one more time- (a la novena va la vencida, digo yo)
  3. Apuntarme -¡otra vez!- al gimnasio, ¡e ir! (no hace falta aclarar este punto demasiado, sólo diré que el dueño del gimnasio me saluda con cariño desde un todoterreno que he pagado yo)
  4. Llevar la espalda recta (desde el embarazo, con la barrigota y esas megatetacas, esto está mal y voy doblada cual cuchara de Uri Geller)
  5. ¡Uhhh, el ecuador de mis propósitos! Voy a poner uno bueno... Cri cri. Cri cri. Cri cri (calla, que estoy pensando). Uy, uy, uy, ¡cómo he podido no acordarme! DEJAR DE FUMAR (en el embarazo tuve la suertaca de aborrecerlo desde el instante uno, así que no pasé por ansiedades, angustias y demás, pero luego fui gilipollas débil y un día le pedí uno a una amiga -vaya mierda de amiga, diréis, pero no, es buena persona- y... Pues eso, que quiero dejarlo del todo, porque, aunque nunca fumo delante de Migordi, no quiero que esté cerca de toda la parafernalia tabaquil y ser un mal ejemplo para él). 
  6. Perder 8 kilos (diez es mucho y seis poco), pero perderlos para siempre. Si me queréis, irse. (no coment)
  7. Hablar más con mis amigos sureños (esto de vivir a 500 kms y tener un retoño ha reducido notablemente las conversaciones marujiles, ¡y no pué sé!)
  8. Jugar mucho mucho con Migordi (de las cosas que más me gustan de él es que es un cachondo total y muy muy muy pillín, así que jugar con él es un placer total)
  9. Seguir haciendo cosas Mimaromo y yo, los dos solos (en consulta he tenido que pelear mucho que las parejas a las que veo hagan cosas "de novios" tras tener hijos, porque es un clásico que se abandone un poco ese terreno y luego pasa factura, así que desde que tuvimos al peque Mimaromo y yo hemos intentado no "perdernos el uno al otro", y hay que seguir así!!!)
  10. Mantener vivo el blog (yeah)
Son propósitos bastante mainstream, lo sé, clásicos básicos. Bueno, y vosotros, queridos lectores, ¿váis a hacer algo diferente con vuestras vidas en 2015?

11 comentarios :

  1. Me gustan tus propósitos. Mucho ánimo con lo del tabaco, soy ex fumadora y reconozco que es muy duro, pero se puede. ¡A por el 2015!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, guapa! ¡Qué bien que tú lo dejaras! ¡Ole! Lo bueno es que me sé la teoría (jejeje), ¡ahora sólo queda aplicarme el cuento! Si consigo ir al gimnasio de manera habitual será mucho más fácil (combo saludable total). ¡A ver qué tal!

      Eliminar
  2. Jajaja propoqué? Tienes toda la razón. Yo solo me he puesto uno y espero cumplirlo porque me hace más feliz.
    Tus dibus son muy graciosos ^^
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Es que es mejor marcarse objetivos realistas, así nos frustramos menos (dijo la que ha puesto como propósito dejar de fumar, jajaja). ¡Me alegro de que te gusten los dibus! ¡Bienvenida! ¡Y a darle caña a tu objetivo!

      Eliminar
  3. vaya tela! jjajaja! tengo un michelin que me impide abrocharme los pantalones... qué pesadilla!
    esto de parir y juntar navidades me ha venido fatal! vamos, que voy a tener que ir de rebajas para comprar pantalones que abrochen esta barriga de 4 meses aaaarghh!
    y bueno... no es por desanimar, pero 10 propósitos son demasiados! jajaja! yo me he propuesto dos, pero también quiero leer más, que hace mil que no leo libruchos antes de dormir. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las navidades es que son letales! No te quiero contar si además tienes una tía que FABRICA TURRONES. Drama con sabor a almendra. Yo después del parto (que también coincidió en navidad) me pillé un par vaqueros en H&M, que tiene medias tallas, porque la idea de comprar una talla más era insoportable, pero media talla más no (así me autoengaño yo). XD

      Y sobre mis propósitos... ¡no me hundas! Jajajaja

      Eliminar
  4. Q tienes una tia q trabaja en turrones??uf,si fuera mi tia,q peligro!!!jaja con lo q me gusta a mi el turrón de jijona...;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece una ventaja pero es un drama. ¡Además es que están que te mueres!

      Eliminar
  5. Di a luz en diciembre, así que mi propósito de este año unicamente es no desvariar! Jajaja

    ResponderEliminar
  6. Se me habia olvidado decir que di a luz a mi segunda hija... Ya estoy desvariando, pronto empiezo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, "mi propósito es no desvariar" como podemos ver en esta gráfica! jajaja La verdad es que estando con una recién llegada y con otra más en casa, tu propósito me parece hercúleo!!! XD

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...