jueves, 12 de marzo de 2015

Una propuesta sencillica: 7 días para molonear tu relación

Hoooola! A esta entrada tenía que haberla llamado la "entrada milagro", porque con la semana que llevamos en casa es, efectivamente, todo un acontecimiento el que haya podido sentarme y hacer el monguer escribir. Y es que si hay algo inherente a la paternidad/maternidad es la pérdida total del control sobre el tiempo de uno. Es acojonante.

Pues es que andaba yo reflexionando sobre esto de la falta de tiempo y su impacto a nivel parejil, y se me ha ocurrido que estaría bien hacer posts sobre las relaciones de pareja. Porque no todo va a ser sexo en esta vida, ejem, jarl, cof cof, guiño, guiño... Pues eso. Y hoy empiezo con...


Cuando nos convertimos en papis suele pasar que una de las áreas que dejamos un poco de lado (por aquello de que la vida da para lo que da) es la pareja (insisto, no hablo de temas de cama, hablo de relación amorosa, oh polluelos). Y eso es caca, porque si encima de que no dormimos un carajete, si comemos tarde y mal, si vamos de cabeza con todo, lo que no podemos es permitirnos el lujo de perder el soporte, el "casa", el equilibrio y refuerzo (a muchos niveles) que nos da la pareja. (Para aquellos que sean papis/mamis solteros/as este post como que no, pero ya haré otro para ellos/as, ¡no preocuparse, my friends!)
Es precisamente por este motivo, por el estrés y la carga que implica la paternidad y su impacto en la pareja, por el que NO DEBEMOS dejar abandonada a su suerte a nuestra pobre relación. Hombreeeee, que es frágil, que hay que mimarla, angelico. Aunque nuestra pareja vaya bien, sea sólida, nos queramos (incluso mucho), y esas cosas bonitas y no aptas para diabéticos, siempre conviene "echarle leña al fuego del amooooor" para "mantener viva la llamaaaaa, la la laaaaaa" (madre mía, ¡mira que es difícil hablar del amor sin caer rápidamente en modo Danielle Steel! Espero que no os den arcadas sabor caramelo).

Bueno, vamos a la enjundia: Hoy os propongo un reto, unos deberes sencillicos, un ay ay ay molón, un ejercicio para aumentar el primor parejil, aunque ya estemos bien...Porque, lo digo otra vez: ¡¡¡No hace falta estar mal para trabajar en nuestra relación!!! De hecho lo suyo es currárselo todos los días para evitar joderla que se resienta.

Entonces qué, ¿os apuntáis? 7 días, una pareja, una mami psicóloga bloggera majara que os pide que hagáis cosas... tarantantantantatatarantán (melodía en plan Gran Hermano, por ejemplo).

¿Pero qué dices, Psicópata Psicomami, si no tenemos tiempo ni de cagar ver una peli? Pues se puede, porque no os voy a pedir que hagáis chorraditas excepcionales, son cosas que ya hacéis todos los días. Tachán. Vamos, que no hace falta llenar la cama de pétalos de rosa, que eso está muy antiguo y además luego hay que recogerlo (quita, quita, lo que nos faltaba, andar barriendo pétalos dos horas, o peor, que luego te encuentres al retoño pétalo en boca ñam ñam).

Hablo de dedicarle unos minutos de ná al día, amigos, ¡así que se puede! 
(Chaqueta Metálica mode on)
Dicho esto, voy a explicar concretamente en qué consiste el asunto: Vamos a jugar al "PILLA-PILLA PAREJIL" (no me digáis que no os mola el nombre, que llevo dándole vueltas toda la mañana para que no fuera toffee semántico).
La receta es sencilla, tomad nota:
  • Ingredientes: una pareja (con sus dos miembros, no vale que participe uno solo, ahora veréis por qué), dos papeles y dos bolis (si hay crisis podéis usar un mismo boli, venga, no pasa nada). O sea, nada que no tengamos todos en casa (tranquilos, esto no es Bricomanía).
  • Instrucciones
    • Se trata de que durante una semana estéis ATENTOS para pillar (de ahí el nombre -guiño, guiño-) las cosas que haga vuestra pareja que os molen. Es hacer lo mismo de siempre pero fijándonos en cuáles de esas cosas que hace nuestro compi nos resultan agradables. Pueden ser detalles como que prepare zumo por las mañanas, su forma de cepillarse el pelo, el beso que nos da antes de salir de casa, que se acuerde de comprar el pan, o cómo le habla al peque cuando cree que no hay nadie delante... Esas cosas mundanas pero estupendas.
      • Ojito: que sean cosas que presupongamos que el otro LAS TIENE QUE HACER no quita que nos resulten agradables. Ejemplo: imaginad que hemos pactado que él pone el lavavajillas, bien, pues que sea su "obligación" no quita que me resulte guay que lo haga. ¿Se pilla el concepto? Vamos, que no vale dar por sentado que como le toca hacerlo eso ya no tiene mérito (pensad que podría no hacerlo si no quisiera...).
    • Cada día anotamos en nuestro papel (cada uno el suyo, y de manera secretita) AL MENOS UNA COSA que haya hecho el otro y que nos haya gustado. Pongo un mínimo, pero no un máximo, así que...
      • Seguro, seguro, seguro, que en todo un día podemos encontrar algo que nos haya gustado, por pequeño que sea, ¿verdad?
      • En caso de que no encontremos nada, que tó pué pasá, el mundo es grande y raro, podemos sugerirle cosas para el día siguiente, con amor y sin odio, pero sobre todo con amor... Porque si le dices algo del tipo  "Pedazo de mamón, no he podido anotar nada porque das asco y no tienes nada que me guste" igual el muchacho decide no hacer nada al día siguiente o, de hacer algo, lo que hace es pedir el divorcio.
    • Y al final del día, en dos minutos (no se tarda más), os sentáis (o de pie, o en postura de flamenco, a elegir por el usuario) y os váis diciendo, por turnos, lo que os ha gustado del otro en ese día. 
      • Importantísimo: tenéis que pactar que váis a hacerlo lo dos, porque está muy feo que llegue uno con su primor y su lista apuntada al detalle (hecha con rotus de colores, corazones y purpurina) y el otro lleve un Kleenex usado en la mano y no haya anotado ná. Así que antes de empezar la actividad aseguraos de que el otro está a tope también (lo mejor es que se lea el post y se deje de chorradas, hombre ya). 
      • Cómo hacerlo chupimente (esto es para nota):
        • Mirando al otro a los ojos mientras le decimos lo que nos ha gustado
        • Agradeciendo (como queráis y más os guste) las cosas que el otro nos dice (besito, caricia en la pierna, un "Ay-suspiro-guiño"...)
        • No interrumpiendo mientras el otro habla (un poco de educación, niños)
        • No poniendo "peros", como cuando te dicen: "Hoy estabas guapísima" y tú respondes "¿Sí? Pero si yo me veo asquerosa, gorda y sin gracia". Para decir eso ¡CÁLLATE!, que le quitas las ganas a uno de decirte ná. ;) Hay que aceptar ("comprar" lo llamo yo) los halagos del otro, sin peros, sin comentar... Escucha, compra y no pongas pegas.
Bueno, eso es todo. No es complicado, ¿verdad? Sólo implica estar un poco ATENTO en el día y dedicarle dos minutos por la noche, vamos, que se puede. Y de verdad que mola, os lo juro: que nos recuerden lo que hacemos bien nos gusta a todos, ¿no?  
La clave secreta del ejercicio es que favorece que estemos atentos a los aspectos positivos del otro, en lugar de los negativos (porque recordarle, por la que hace catorce, que no ha bajdado la basura ya lo sabemos hacer muy bien, ¿no?) 
Pues hala, polluelos, tenéis 7 días por delante para hacerlo. ¿Os animáis? Contadme... ¿váis a jugar al pilla pilla? #pillapillaparejil

Besos de madre terapeuta de pareja bloggera

32 comentarios :

  1. Pues sí, me molan tus retos...
    Voy a proponérselo al maromen, a ver si cuela...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Propón, propón!!! (aunque sea por mail, que no es lo ideal, pero si lo hacéis bonito puede tener efectos positivos también). Y si se resiste el amigo me lo mandas, jajajajaja. La verdad es que, aunque no me gusta hacer uso de cuestiones de género (porque no suelen ser reales), sí es cierto (y lo digo por experiencia en consulta) que a veces pasa que aquí los maromos sean más reacios tanto a ir a terapia como a hacer "deberes" de este tipo. Peeeeeero eso son unos cuantos, hay otros muchos que entran al trapo fenomenal y son ellas las que no quieren. Total, que tú inténtalo, y verás que mola. ;)
      Gracias por comentar y "querer hacerlo", hermosa! Me hace mucha ilu!

      Eliminar
  2. Ya se lo he dicho al maromo y le ha parecido bien. Acto seguido ha estropiciado la tortilla de calabacín que con tanto mimo estaba yo preparando y le he dejado bien clarito que eso al papel no iba. Pero soy optimista, a pesar de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, pobre míiiiiio! Hombre, si luego lo ha recogido mientras hacía un bailecito, por ejemplo, pues se puede poner en la lista, jajajajaja.
      Gracias por querer entrar al trapo, Paula, ¡eres un primor! Si lo hacéis contadme... (pero hacedlo bien, eh????) ;) Un besote!

      Eliminar
  3. Pues me parece un reto bonito, sobre todo porque cuando nos metemos en el día a día de la vida con niños, a veces solo eres capaz de ver todo lo que falta por hacer y por consiguiente todo lo malo. Voy a planteárselo al Papa Cascarrabias a ver que dice...
    Besitos mami terapeuta! 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, guapi! Díselo al Papá, ¡y que lo haga! ;)
      Es que lo que dices es absolutamente cierto: muchas veces la dinámica parejil nos lleva a tener muy presentes los aspectos "negativos" y a olvidar toooooooodo lo bueno (que es mucho, seguro). Así que, como sabemos que eso puede pasar, hay que currárselo (ni más ni menos que como nos curramos otras cosas de la vida, es así, las relaciones no son mágicas y eternas pase lo que pase: o trabajamos en ellas o caca). Y este ejercicio en concreto es muy sencillo pero resultón.
      Ya me contarás! ;)

      Eliminar
  4. Hola, me parece genial la idea, y la comparto... que cuando se trata de parejas consolidadas dejar que fluya la relación puede no ser lo mejor, hay que ponerle harto punche, enamorar en cada detalle y dejarse enamorar también, como me dijo mi esposo una vez... "los hijos crecen y nosotros seguiremos siendo novios para siempre".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén, amiga! Claro que hay que currárselo! El estrés, la monotonía, el cansancio... hay muchos factores externos (e internos, cierto es) que pueden hacer que la relación se deteriore. Así que sí, tenemos que hacer cositas para mantenerla sana y joven.
      Muchas gracias por comentar y compartirlo! Ole!

      Eliminar
  5. Me encanta!! Comparto el post, me parece un ejercicio fantástico. Y el humor que utilizas para explicarlo le quita toda la cursilería que pueda parecer que tiene!!
    Muchas gracias!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, gracias Nuria! Con humor todo "entra" mejor, jajaja. ;)
      Este ejercicio está muy bien, la verdad, y suele dar buenos resultados (a ver, no es que vaya a cambiar radicalmente la relación, pero sí que se nota).
      Gracias por pasarte, comentar y compartir!!!!! Ains, qué guay!

      Eliminar
  6. Mi pareja es de los reacios... pero bueno, todo es proponerlo :s Es cierto que esforzarse por pensar en positivo de la otra persona ayuda mucho a cambiar el chip, porqque creo que yo soy de las de minibroncas de "no has bajado la basura!!" "no has hecho...!" no pue ser, así que tomo nota. Estoy de acuerdo con Nuria, el humor genial pero además trasmites en general las cosas muy bien ¡muchas gracias Psicomami!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, digo! ;) Tú véndeselo bien al maromo y ya verás cómo os alegráis después (ellos son más petardos pero luego se hacen fans). ¡Ya me contarás!

      Eliminar
  7. Jajaja, me he reído mucho con el post y además me parece una idea genial! Luego se lo propondré al parejo a ver que le parece. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te ha dicho? ¿Qué te ha dicho? ¿Lo váis a hacer? Cuentaaaaaa :)
      Un besote!

      Eliminar
    2. Sí, le pareció bien, pero yo empecé ese mismo día y me daba a mi que él no estaba apuntando nada, así que le pregunté y me dijo: ah, ¿¿pero no empezamos el lunes??? Mi gozo en un pozo, a ver si hoy ha apuntado algo el señorito! jajajaja

      Eliminar
    3. Para evitar que pasen estas cosas (y que uno se sienta mal, como es lógico, y aparezca la idea de que el otro no se esfuerza) conviene dejar bastante cerrado cuándo se comenzará, a qué hora os váis a sentar a deciros las cosas... Vamos, tenerlo todo todito todo claro. Porque por un malentendido podemos desilusionarnos, y no tiene sentido!
      Gracias por comentar y hacerlo, hermosa! Orgullo me da!

      Eliminar
  8. Tú crees que conseguiré algo? Te voy a contratar x horas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombreeee, ¿si conseguirás algo haciéndolo o si conseguirás hacerlo? ;)
      Tú prueba a ver y ya me cuentas... Besote, hermosa!

      Eliminar
  9. Ayer lo leí y pensé bufffff.... Y precisamente por eso acabo de agenciarme una libretita ideal, de las millones que tengo, para dedicarla al tema. Como me diga que no... jajaja. Me parece súper buena idea, la verdad.
    Ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, bueno... con libreta molona y todo! Alumna aplicada y mona! Ole!
      Y qué, ¿hay cosas anotadas ya en esa libreta? Cuenta, cuenta!

      Eliminar
  10. Acabo de descubrirte gracias a Cristina (Lamaternidad de Krika en Suiza) y me aparece muy interesante tu blog. Voy a suscribirme, a afiliar a mi costillo a la sesión de pareja y a anunciarte en mi fbk que hay mucho matrimonio con falta de terapia. Ea! Que para empezar la semana no está mal.
    Por cierto, tus ilustraciones me gustan mucho. Quién sabe si quizás podríamos hacer algo juntas ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oish, ¡muchas gracias! Madre mía, qué de cosas has hecho, y eso que es lunes! jajaja
      ¡Me alegra que te gusten las ilustraciones! Cosas juntas... jajaja, cuentame!
      Un besote!

      Eliminar
  11. Uy deberes parejo les!!! Venga se lo voy a proponer al Mr a ver que me dice :)) el es mas atento que yo pero lo de apuntar...ya veo que me lleva una hoja en blanco e improvisa sobre la marcha XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, eso me ha pasado en consulta: que me llega un él, con su morrete, y me dice que no tiene apuntado, pero que no pasa nada porque lo tiene todo en la cabeza! No hijo no! Las cosas se olvidan, y mola más si va anotado. Díselo al Mr! ;)
      Lo guay de este ejercicio es que no hay que hacer grandes cosas nuevas, sino estar atentos a las que ya hace el otro y que nos resultan agradables (sean hacia nosotros o en general).
      Bueno, ya me contarás! ;)

      Eliminar
  12. Ya tenía ganas de leer este post, desde que os leí algo por twitter estaba intrigadísima!!!! voy a imprimirlo y a contárselo a mi maromo a ver que dice, llevábamos una temporadita que puffff según él le reñía por todo (tiene razón aunque me cueste reconocerlo :)) pero este finde hemos estado fuera los dos solitos sin la peque y nos ha sentado fenomenal!!!!!!!!!! hemos vuelto con la llama otra vez a pleno rendimiento así que aprovechando el tirón se lo voy a proponer para que no baje la mecha.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que se nos olvida que tenemos una relación y que hay que cuidarla, como a una criaturita, sólo que ésta se alimenta de cosas como la que me cuentas, ¡un finde en pareja! A ver si os animáis... Ya veréis que mola! Pero hay que hacerlo bien hecho, eh!
      Gracias por pasarte y comentar! ;)

      Eliminar
  13. ¿Y algo para molonear una relación a distancia? Quiero jugar, pero trabajando 8 horas y luego en vez de verse en casa hablar un rato por teléfono, como que no da para muchas listas... Venga, ponme jueguecito :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyyy, un anónimo exigente! Jijijijiji
      A ver, con las relaciones a distancia la cosa se complica un poco, pero no por ello deja de ser factible: a lo largo del día seguro que tenéis un minuto para mandar un mail rápido, sólo para decir "hola, guapo/a", podéis ir anotando planes que os gustaría hacer cuando os veáis (pero anotados con detalle: lugar, fecha, actividad, etc.), podéis quedar un día a la semana un ratito por Skype para ir mirando cosas juntos mientras habláis... Vamos, que cosas se pueden hacer. Y aunque la conversación por teléfono sea corta, es importante que os preguntéis qué tal os ha ido el día, qué habéis hecho, qué planes tenéis, etc. porque con la distancia se pierde la cotidianidad, la intimidad del día a día, y con estas cosas podemos restaurarla un poco. Daos los buenos días y las buenas noches, mandaos besitos... Hoy con las nuevas tecnologías se puede hacer, y ayuda.
      Ya me contarás... oh, anónimo con una relación a distancia! jejejeje ;)

      Eliminar
  14. Uy! Cómo mola este ejercicio, aunque marido es reacio a estas cosas. Pero no lo descarto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo es posible que no haya visto tu comentario hasta ahora? Lo sientoooooo!!!
      ¿Lo intentásteis al final? Ay, espero que el chati entrara al trapo! ;)
      Un beso grande!

      Eliminar
  15. Hola psicomami, la verdad que descubrí tu blog ayer y ya me lo he leído casi todo de cabo a rabo! Tengo que decirte que primero no sabia a que venia lo de psico y pensé que serías una fan incondicional de Hitchcock... Pero ya vi que no jajajaja! Le he propuesto este ejercicio a mi chico y hoy ha sido el primer día. Creo que para mañana intentaré apuntarme cosas durante el día y no 5 minutos antes de decirselas. Muchas gracias por tu dedicación.
    Lo que también te quería decir es que me encanta tu positividad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, ¡gracias! Me ha hecho mucha ilusión tu comentario!!!!! Gracias a ti por leerme, por comentar y por poner en práctica estas cositas... ¡eres un primor!
      Con respecto al ejercicio, claro, es mejor ir anotando a lo largo del día, porque así estamos "más alerta" y pillamos más cositas. ¡Ya me contarás qué tal os va!
      Un besote grande, y de nuevo, muchas gracias, hermosa!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...