jueves, 7 de mayo de 2015

Deportes de Riesgo para padres y madres

Hay quien dice que cuando uno se convierte en madre/padre se vuelve más tranquilo, más calmado. Hay quien dice que "el subidón", el riesgo, la emoción a tope, no va con los que tenemos retoños. "Y una caca que te comas", les digo. Porque esa estampa de la familia tranquilica, sentada en el salón, muy monos, ella estupendamente peinada, él con camisa sin arrugas ni manchas, los niños sobre una alfombra limpia, jugando y sonriendo en hermandad... ¡es ficción!

En el mismo momento en el que tienes un hijo la adrenalina será la segunda sustancia con más presencia en tu organismo (justo detrás del café, que lo necesitas para vivir).

Esto de ser padres es una aventura, y no lo digo en plan tierno (ohhh, la aventura de la maternidad, la aventura del amor...), lo digo en plan India Jones o en plan El Último Superviviente. Tener un churumbel chiquitico (o mediano, o grande, con patatas, por favor) te hará vivir experiencias inolvidables (de verdad, inolvidables, que no las vas a poder olvidar, vamos), epopeyas varias... todo emoción. Lara Croft se cree guay, pues que se quede preñá, que va a saber lo que es el riesgo. 

Así que vamos, que nos digan a nosotros que no hay adrenalina en nuestras vidas. Y para demostrarlo, hago un repaso de algunos de los deportes de riesgo en los que, voluntariamente o no, participamos a menudo papis y mamis. Porque eso de que los seres humanos aprendemos por ensayo y error es UNA VERDAD COMO UN TEMPLO. 

  • EL BLOQUING


  • EL PAÑAL RUSO: (basado en -recientes- hechos reales) ¿Pensabas que jugar a la ruleta rusa era arriesgado? ¡Buuuh! Prueba con esto, ¡verás qué subidón! Cambiar al peque sobre tu cama, sin colocar cambiador (porque pa qué, si no vas a tardar nada)... eso es el Pañal Ruso. Si realmente te va la marcha puedes dedicarte a jugar con el churumbel unos minutos SIN COLOCARLE EL PAÑAL. Aventura, intriga, drama... este deporte lo tiene todo.
  • EL POTING: Tienes una cita importante. Acabas de darle una toma a tu bebé, y vas con la hora justa, toca arreglarse rápido. Este deporte consta de dos fases eliminatorias: si pasas la primera tienes acceso a la segunda. 
    • PRIMERA FASE: ¿Vestir primero al peque, o vestirte tú? Si eliges la primera opción ya estás eliminado/a. Se va a manchar antes de salir de casa. 
    • Para pasar de fase: Te vistes como puedes, y la verdad, para haber sido tan rápido no estás nada mal. Pones bonito a tu peque, esos pantalones tan chulos, la camiseta de tal, la rebequita... Lo peinas. Está para comérselo. 
    • FASE DOS. Tienes dos opciones: sentarle en el carrito mientras ultimas los detalles antes de salir, o seguir con él en brazos.
    • En realidad este juego tiene trampa, porque hagas lo que hagas no es posible la victoria. Tú o el niño, o los dos, o los tres, o los cuatro si contamos al perro, cinco con la planta de la entrada, vais a acabar llenos de pota o caca. 
    • FASE SECRETA TRES: si eres un alma indomable, una fiera, un amante del riesgo, puedes combinar este deporte con el PAÑAL RUSO, es decir, vestirte tú el día de la boda de tu mejor amiga, y cambiar al peque de pañal antes de salir... Que la suerte te acompañe (y si te acompaña, dile que se traiga toallitas a cascoporro, que las vas a necesitar).
  • LA CONFIANZA EXTREMA: Salir de casa y, como es ahí al lado, no echar en la bolsa del retoño ni pañal, ni muda, y ya puestos, en un momento cumbre del deporte de riesgo universal, tampoco toallitas. Bucear rodeado de tiburones, con dos trozos de atún colgados al cuello, tiene menos peligro.
  • LA CAÍDA CON "PÉRTIGA": lo que viene siendo follisquear. No hace falta que diga nada más, ¿verdad? Todo aquel que tiene un retoño sabe que éste es, sin duda, un deporte de riesgo: riesgo de que te pillen, riesgo de que te infartes al ser pillado, riesgo de que te quedes dormido/a, riesgo de que te guste y no puedas repetir, riesgo de que la pasión os posea y no uséis anticonceptivos y os quedéis preñaos de nuevo, riesgo... todo el riesgo of the world. 
Vamos, que ser padre/madre te capacita para presentarte a cualquier pentatlón, o irte con los de Al filo de lo imposible a donde haga falta, y volver. Y de camino hacer compra, que no queda nada en la nevera.

Y tú, ¿a qué deportes de riesgo de la paternidad eres aficionado? ¿Has jugado a alguno de estos? ¿Has ganado? No sé para que pregunto, con estas cosas nunca se gana.

Besitos de madre olímpica

22 comentarios :

  1. Creo que he pasado por todas las fases, algunas con más éxito que otras. Adrenalina a tope y dispuesta para el siguiente reto de la maternidad, ¡glup!. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja nos va la marcha! Si, la verdad es que esta tanda de deportes de riesgo es específica para un tramo de edad de los peques, porque luego vienen otros, también muuuuuuy divertidos! (ya haré otro post sobre ésos!) Hay que prepararse! XD

      Eliminar
  2. jajaja, el pañal ruso y la confianza extrema son nuestras especialidades. De hecho, llevamos más de un mes sin toallitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un mes sin toallitas! ¡Viviendo al límite! jajaja Nosotros estuvimos sin toallitas una vez, en plan "back to basics" y "conaguaypocomáslolimpiamos". Pero mi pequeño retoño es un cagón (con lo que come no me extraña), y eso era una locura.

      Eliminar
  3. Donde hay que apuntarse a estas olí
    olímpiadas?? Estoy super entrenada!! El pañal ruso me mola mucho jaja yo siempre siempre pongo una toalla debajo, no me la juego más!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos organizarlas! jajaja Sería una dura competición, porque al parecer hay mucho profesional! XD (El "no me la juego más" significa que has tenido premio en alguna ocasión, ¿no? jijijiji)

      Eliminar
  4. La nena está casi andando, y digo casi porque las leches aún se las pega a la mínima que te descuides, ella pasa de contar el previo 1, 2, 3 ya! y en el 0 sale sola que se las pela a la mismita velocidad del rayo, estés donde estés, ya sea sofá, water, o cuchara en mano el salto de una es tal que me rio yo de Pau Gasol y sus mates

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jojojojo maravilloso! Que te pille en el WC y tengas que salir pitando con los pantalones bajaos no es deporte de riesgo, es locura! jajaja

      Eliminar
  5. jajajjajajja me muero!! el extremo es total, piensas total dos segundos que le respire el culete no se meará jajaja no que va! y el salto pértiga?????????????? jajjajjajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji No sé por qué nos da por pensar que no pasará nada si le dejamos sin pañal un ratillo, porque pasará, tarde o temprano pasará! (y entonces habrá pipí o caca en lugares donde no debería!) Gracias por pasarte y comentar! :)

      Eliminar
  6. Jajaja me he identificado en todas!!
    Muy bueno! Añadiría quedar a una hora y conseguir llegar enteros no más tarde de una hora de retraso...eso es todo un desafío! !
    Muy bueno, me he reído mucho jejejej
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja ¿Sólo una hora de retraso? ¿Y llegar enteros? Eso es casi imposible... o imposible del tó, jajaja
      Gracias, maja, me alegro de que te haya molao!!! :)

      Eliminar
  7. qué bueno! y yo que creía que no hacía ejercicio :) Mi deporte de riesgo sin lugar a dudas es llevarles a la guardería y al cole por las mañanas respectivamente... eso sí que es adrenalina :))) conseguir salir de casa, que ninguno se haga caca en el último momento, llegar al coche con la pequeña en brazos berreando, el otro llorando porque no quiere ir al cole y miles de cosas colgando y en las manos y que no se te haya olvidado nada... (importante claro, doy por hecho que algo olvido fijo)...dejar a la pequeña en su guarde y llegar antes de que cierren la puerta del cole... en fin, eso sí que me da subidón todas las mañanas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es genial empezar el día con calma, sin prisas... XDDDDD De verdad que las que tenéis dos retoños (y encima en dos coles distintos) me producís admiración absoluta. ¡Qué poderío organizativo hay que tener! (y qué amor por la adrenalina, jajaja) ;)

      Eliminar
  8. ¡Muy fan del pañal ruso! Yo lo practico sin parar :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo... y por eso me pasó lo que me pasó. Pero bueno, teniendo en cuenta que sólo me ha pasado una vez en casi 18 meses no está mal. De hecho podría decirse que se me ha meado más veces en la cama (1) que veces me ha tocado la lotería (0), (¡vaya mierda de estadística!)

      Eliminar
  9. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Lo del pañal ruso lo he vivido! Cuando tenias meses de vida digo para q voy a poner el cambiador si va a ser un momento... Y alaaaa! A cambiar las sabanas de la cama! Jajaja muy buenas las viñetas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, mira que nos gusta el riesgo a los papis... Yo, después del accidente del otro día (lo mismico que te pasó a ti), después de escribir este post... no he aprendido nada, y sigo jugando al pañal ruso all the time! XD
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  11. Jajajaja, es que no puedo contigo mujer, cómo me gustan tus post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji asias, asias!!!! Cómo me gusta a mi que te gusten!!! (y así es como entramos en bucle) ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...