lunes, 6 de julio de 2015

Ideas fresquitas para el amor en verano

El verano se caracteriza por ser época de vacaciones (bien), calufo (regulero si no estás en la playa, piscina o en el norte), niños sin cole (ja), abuelos ociosos deseando hacer cosas con nosotros (jo),... Sí, el verano tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. 

Hoy vamos a hacer un repasito de cosas #muajaja que se pueden hacer en pareja en verano para sobrevivir a él, e incluso, disfrutar una mijita, tengas o no vacaciones, tengas o no a los niños en casa, estén los abuelos o no agazapados detrás de una esquina dispuestos a abordarte y a llevarte, por ejemplo, de compras (con toa la caló). Porque el verano del amor que te prometen los anuncios es mentira. Porque tampoco hace falta estar en una calita perdida en una isla maravillosa para darle chispa a nuestra relación (aunque si alguien quiere invitarme a la isla no voy a decir que no, pero por educación, claro). Porque todos tenemos esa idea esssstupenda de que en verano hay más tralarí-tralarí por arte de magia, pero luego el verano se pasa y la tasa de ñaca-ñaca ha sido la misma (y en la misma línea) que la del frío invierno. Porque el calor mata el amor y algo hay que hacer al respecto, hoy vamos con 4 ideas buenas, bonitas, baratas y fresquitas (que no empieza por B pero tampoco hay que ponerse mijitas con los eslóganes), que se pueden hacer sea cual sea nuestra situación veraniega:
  • Comer "fruta". Plátano... melones... (y no pongo esa del dicho "de ***** a brevas" porque ya es demasiado obvio, no como lo del plátano, que es sutil, jajaja). Vale, la metáfora no es especialmente delicada, pero no me digáis que no está bien hilado el temita con el rollo de que en verano la fruta fresquita apetece... Muajaja. Pues eso, que es gratis, que está ahí, y que es muy sano (si a los dos os mola, claro).
  • Jugar con hielitos: Hay algo de mito al respecto, lo reconozco, y la verdad es que a muchos no nos va el asunto, pero es una manera estupenda de combinar frescor y amor. Porque eso de jugar con comida en verano, con el caloraco, puede terminar ASÍ, de manera que puestos a hacer guarreridas con cosas de la cocina, mejor el hielo ;)
  • Ducharse juntitos: Los niños se han dormido. 34 grados a las once de la noche. El sudor nos baja ya hasta por la rajilla del Ohio. La idea de tocarnos y combinar secreciones corporales con todo calor puede resultar espeluznante (aunque a Britney le pareciera una idea de lo más sexy -espero que tengáis en cuenta que la referencia a Britney es simplemente para ilustrar a lo que me refiero... ejem-). ¡La solución está ahí, en vuestro baño! Una ducha de amor reune todas las cosas necesarias para pasarlo piratamente en una calurosa noche de verano, ¿es o no es? :)
  • Respeto: Porque uno puede quererse mucho, tener una relación sólida, unos planes de futuro, de vida... porque uno puede tener todo eso, pero si intentas abrazarte en la cama en mitad de una ola de calor el amor se va a la mierda. 

 En verano respeta el centro de la cama, es la "Suiza del amor" 


Aquí os dejo un resumen visual, por si con el calor os da pereza leer... ;)

 

Hala, me voy a ver si me derrito ya del todo. Besitos de madre veraniegamente juguetona. 

20 comentarios :

  1. Esta entrada se la voy a enseñar a J que siempre que vamos a Madrid o a cualquier sitio que haga calor me llama exagerada por decirle "quita, quita que hace calor"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se la enseñas él ya no podrá llamarte exagerada, pero tú tampoco podrás decirle "quita, quita"... sino "ducha, ducha" XDDD (Yo te entiendo, a mi me parece que confraternizar en pelotas sin aire acondicionado en agosto a 40 grados es tortura, por suerte hay alternativas... jijiji)

      Eliminar
  2. Jajaja me ha encantado!! Si es que para quien quiere hay solución a todo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo!!! Al final todo es ponerse (y hay más cositas que se pueden hacer, si si) Jijijiji
      Gracias, hermosa!!! ;)

      Eliminar
  3. A mi el calor me hace mas fria que un hielo.Quizas si cambiara mi cama por un iglu...un beso melonera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja de ahí la utilidad de la "ducha por placer", frescor y amor todo en uno! ;) Un besote, hermosa!

      Eliminar
  4. Ays si por dios, que no apetece nada ponerse al ñiqui ñiqui con la calor que hace, encima mi chico es una estufa andante, hay que respetar el límite en la cama y en el sofá, que a mi se me pone encima acurrucado y yo entre el portatil y él acabo achicharrada. El calor es lo peor para el amor, lo del hielo es buena idea jejejejeje :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijijiji pero cuidaito que el hielo mucho rato puesto en el mismo sitio quema la piel!!! ;) El calor es letal para estos menesteres, por eso hay que agudizar el ingenio para no perdernos nada de nada! ;)

      Eliminar
  5. Tía, eres de un sutil. Qué belleza, qué metáfora. Jajajaj.
    Lo de la ducha un 10. A ver si ahora que me reencuentro con el maromo lo pongo en práctica. Lo de los hielos lo encuentro estupendo si practicas sado. Si a todos nos molesta que nos planten una lata helada, pues un hielo directamente...
    Como siga tus consejos ya mismo estoy preñá jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sutil, muy elegante, rozando el preciosismo poético (más de campo que san Isidro). A mi lo del hielo no me va tampoco, pero lo he puesto porque sé que hay a quien le encanta,jijiji. Pero lo de la ducha es infalible!!!
      (PD: jajajaja, si es niña le pones Psicomari, jajajaj -no, por favor, no lo hagas XD-)

      Eliminar
  6. Jajajaja, creo que me quedo con la ducha. Lo del meridiano de la cama, vamos, eso es una ley no escrita. Ya lo era antes, y ahora muchas veces está "ocupado", asi que.. Besicos reina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco a nadie al que no le haya molado el tema ducha. Eso sí, cuidaito con las pasiones que si no queremos tener más descendencia hay que ponerse "una cosa en un sitio" y la ducha es peligrosa! ;)

      Eliminar
  7. Bonita metáfora, jajajaja. Y buenos consejos todos, como siempre. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaa, has visto? Finísima soy! Elegantísima! Gracias, hermosa! Algo hay que hacer para que el calor no acabe con nosotros, y si encima nos llevamos una mijita de toqueteo, pues mejor que mejor! ;)

      Eliminar
  8. Bonita metáfora, jajajaja. Y buenos consejos todos, como siempre. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  9. Bonita metáfora, jajajaja. Y buenos consejos todos, como siempre. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  10. A mí me puede más el cansancio que el calor. Hasta que no consiga dormir más, ni con fresquito, jejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pobre mía! Pues si el cansancio es grande pero no queremos renunciar al amorrrrr lo mejor son los masajitos (no hace falta mucho rato): nos relajan y encima implican intimidad parejil, ¡maravilla maravillosa! ;) Ánimo, hermosa, a ver si pronto puedes dormir un día entero!

      Eliminar
  11. hola? y mi comentario? se ha publicado solo omg! te decía que lo de la fruta te ha quedado muy discreto jaja

    ResponderEliminar
  12. A mi el calor me quita todas las ganas de mambo... TODAS! A no ser que sea debajo de la ducha, con el agua bien fresca, entonces ya empezamos a hablar! jajaja
    Ay señó cuanto mito hay con esto del verano y el tralarí tralará!!!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...