jueves, 22 de septiembre de 2016

5 cosas que no vas a necesitar cuando seas madre

Cuando vamos a ser mamis nos volvemos un poco locas buscando información sobre qué necesitaremos para nuestro bebé (los famosos imprescindibles): que si cuna, que si no cuna, ropa de primera postura, sacamocos, gasas... La lista, si te despistas y te vienes arriba, es casi infinita (al contrario que tu cuenta corriente). 

Sí, tener un hijo conlleva gastarse pasta*, peeeeeeeero, y esta es la parte bonita de la vida, también te llevará a ahorrarte dinerillo en algunas cosas. Como lo oyes. 

*Aunque luego te das cuenta de que hay muchas cosas que compraste que te las podías haber ahorrado, que hay mucha pijadita que sí, mola, pero necesaria, necesaria, no es. 

En un arranque de optimismo económico, vamos con un repaso de 5 cosas que ya no necesitarás gracias a la maternidad: 
  1. Gimnasio. Llevar todo el día parriba y pabajo a un retoño que pesa siete quintales convalida como preparación para hacerte el Ironman sin despeinarte (y cansa más). Tus brazos nunca estarán tan tonificados como ahora y sin tener que pagar cuotas ni necesidad de carnet de socia. 
  2. Bolsos cuquimonis también conocidos como Clutchs (qué palabra tan graciosa en plural, suena a estornudo). Todo lo que sea un bolso de menos de 50x50 no nos vale. ¿El tamaño mínimo requerido por una madre? El "Mary Poppins Size".
  3. Peine. Antes de ser madre me llamaba poderosamente la atención el hecho de que muchas mamis recientes optaran por llevar siempre un moñete. Rápidamente descubrí (en mis propias carnes) el por qué del moñismo: los bebés se enganchan al pelo como murcielaguillos enfurecidos que da gloria, así que o te lo recoges o lo pierdes (el pelo, digo). ¿Un peine? No lo necesitamos, ¡arriba el moño! Nota: ¿no os pasa que cuando te haces un moño roñoso para estar por casa te queda fenomenalmente bien (incluso sexy), pero si pretendes hacértelo así a posta para ir a la calle te queda un churro lamenteibol? ¿¡Por qué, oh dioses capilares!?
  4. Televisión. Ni tienes tiempo ni neuronas vivas activas capaces de procesar información alguna, y además, sobre todo al principio de tener a tu bebé, no hay programa capaz de competir con lo interesantísimo que es tu retoño: Ay, ¡mira lo que ha hecho con la boquita!; ¡Ohhh, mueve las manitas! Éxito de audiencia en tu hogar asegurado y sin tener que pagar "el Plus" (sí, ya sé que no se llama así ahora, pero soy una antigua y el Plus es el Plus). 
  5. Despertador. ¿Un día de furia y sueño lo lanzaste contra el armario y se rompió en mil pedazos? No importa, ahora que eres madre ya no te va a hacer falta porque dispones de tu propio despertador automático en formato amor pequeñotambién conocido como "hijo". Entre sus prestaciones más punteras destacan la batería infinita, sin necesidad de carga, y la garantía de funcionamiento DIARIO ad eternum (o hasta la adolescencia, lo que suceda antes). El único hándicap es que no es programable: este despertador del amor es autónomo y decide por ti la hora de levantarse (bravo). 
    • Pero... ¡yo es que tengo que entrar a trabajar a una hora concreta! Ni te preocupes, tu retoño siempre, SIEMPRE, te pondrá en pie al menos dos horas antes del inicio de tu jornada laboral. 
Y tú, ¿qué cosas ya no necesitas ahora que eres madre? 

Besitos de madre con moño remoño. 

25 comentarios :

  1. Fan absoluta <3 Lo del moño es una historia real... Te ha faltado citar a las que nos da la neura y en un ataque de locura nos cortamos el pelo a lo loco para ahorrar tiempo... Ay luego, como yo, la lías XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que iba a ponerlo, porque el pelo corto de madre es un must! jajajaja ;)

      Eliminar
    2. Un año tiene mi enana y no me decido a dejarme crecer el pelo de nuevo!

      Eliminar
  2. Totalmente!! Añadiría los zapatos de tacón y como dice Diana, el "rapado para no peinar", jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja El corte de pelo es un clásico. Creo que las madres nos dividimos en dos equipos: #teamcorte y #teammoño XDDD

      Eliminar
  3. Jajajaja. ¡Qué bueno el post!
    También ahorras, sobre todo al principio, en restaurantes y copas. Y al principio y al final, en cine. Luego el gasto sube cuando toda la familia va en amor y compañía a ver la uúlima peli de animación.
    Hay gente que ahorra un huevo en gasolina porque no hay quien suba al niño en la silla del coche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja "Hay gente que..." mencanta, jajaja.
      Ir al cine... ¿qué es eso?

      Eliminar
  4. Yo en vez de moño, opté por el otro look de madre que es el de "pelo corto", más fácil de mantener y de limpiar como Diana XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Yo estoy resistiendo estoica, moño mediante... pero lo mismo me paso al lado oscuro capilar. Jajaja

      Eliminar
  5. A los tacones, salir de copas/restaurantes/vida social en general, añadiría todo tipo de bisuteria, joyas, relojes (adornos para mamá) :) Todo esto guardado en un lugar secreto fuera de la vista del bebé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto!!! La bisutería al carajo!!! Jajajaja ;)

      Eliminar
  6. Sí, te ahorras muchas cosas como las salidas a fiestas o cine. Ahora si salgo a comprar algo para mí termino comprando algo para el bebé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jojojo, Lourdes, eso me pasa SIEMPRE, incluso cuando voy mentalizada a comprarme algo para mí!!!

      Eliminar
  7. Jajaja Yo también soy "de las del moño"... No sé qué me ha gustado más: si el bolso Mary Poppins size o el despertador del amor. Buenísimo! (y tan real). Besos!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja! Lo del moño me ha llegado... Es verdad q te queda sexy en casa, incluso viéndose muy mal peinado y si intentas reproducirlo para salir nada de nada... Fracaso absoluto. Y lo del gimnasio... XD ...esos extraños lugares llenos de solteros.. Jajajajs. Buenísimo! Un beso

    ResponderEliminar
  9. jajajaja, totalmente de acuerdo con todo...yo no me hago moño, pero he hecho famoso el estilo "casual despeinado" jajajaja

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, ma´ncantao lo del plus, yo también soy de las antiguas y el plus es el plus, totalmente de acuerdo, en todo lo demás estoy también absolutamente de acuerdo, jajajaja

    ResponderEliminar
  11. Jo... Creía q ninguna expresión iba a superar a la de "ascoputo en frasco" y ahora pones "churro lamenteibol". Me fascinas! XDDD

    ResponderEliminar
  12. Durante el embarazo apenas use perfume porque no soportaba los olores fuertes, y cuando nacio el peque tampoco use por él... solo espero que no se estropee el que tengo a medias.

    ResponderEliminar
  13. Jajaja ay esos despertadores que nos despiertan a cualquier hora !! Esos seguro que no le faltan a ninguna mamá :D

    ResponderEliminar
  14. No hay había forma de que el moño quedara mínimamente decente ( el sexy ya ni te cuento) así que me corte el pelo y la nuca con maquinilla. Ni secador ni peinar. Jijiji un hijo te cambia el look tb . Me en canto el post ;)

    ResponderEliminar
  15. jajajajaja Ni peine ni peluquería, que yo por no perder tiempo en ir, me lo corto en casa, algo que no había hecho jamás en mi vida!!!

    ResponderEliminar
  16. El despertador es lo que menos necesitamos. Son puntuales los muy cabritos. :)

    ResponderEliminar
  17. Yo a los bolsos cuquimonis añadiría la ropa cuquimoni y en especial, los vestidos. A menos que quieras plantarle un buen manchurrón, arrastrarla por el suelo o enseñar lo que viene siendo todo en el caso de los vestidos que con tanto sube y baja niño es facil hacer exibicionismo.

    ResponderEliminar
  18. Churro lamenteibol!!!!totalmente cierto
    Ni cuqui bolsos, complementos veanse,colgantes, pendientes...etc

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...