martes, 6 de septiembre de 2016

Operación pañal


ANTECEDENTES

Don Migordi empezó a dar señales de "soyconscientedequetengoojete" hace unos meses. Curiosamente no fue el pis lo primero que nombró, sino la cacota. Y digo nombrar porque lo que es avisar, no avisaba. Bueno, sí que lo hacía, pero a su manera: la mayoría de las veces era a mojón pasado, y el resto era casi una narración en directo, como ver una peli con los comentarios del director: "Quiero hacer caca" decía, mientras una tufarada nos decoloraba las pestañas. Le explicamos la diferencia entre "Quiero hacer" y "Estoy haciendo", diferencia que entendió a la perfección pero que no influyó para nada en su modus cagandi.

Pensamos que quizá era el momento de empezar con la Operación pañal, así que compramos un orinal, uno mu bonico, con dibujos de dinosaurios porque es lo que lo peta en casa (junto con el sector ingeniería, construcción, protección civil, motor y espacio exterior, a veces todo mezclado en grandes aventuras como "Los dinosaurios bomberos reconstruyen un puente en la luna"). El interés mostrado por el orinal, en una escala de cero a cien, fue de cero. Es más, diría que incluso "salía a deber".

Como padres cabezotas implicados y amorosos que somos, pusimos en marcha varias estrategias -teóricamente eficaces- (una de las cuales nos llevó a vivir lo que ahora se conoce en la familia como "El día de los tres mojones"). NOTA: todo esto que voy a contar lo hicimos muuuuuy relajadamente, sin presionar al peque, sin prisas, sin agobios, por probar. ;)

  1. Primer objetivo: conseguir que se sentara en el orinal sin liarla parda. Nos aprovisionamos de unos dos millones de pegatinas (de dinosaurios, of course) y unos sellos con dibujos molones para dárselos como recompensita*. Esta estrategia fue un rotundo éxito de crítica y público. (*Para los que no son amantes del concepto "recompensa", quiero decir que en nuestro caso lo de ponernos -sí, todos, jajaja- pegatinas, pintarnos las manos, etc. es algo que hacemos muy habitualmente. Es decir, no lo usamos como "chantaje", sino que se trata de una actividad que nos gusta a todos y que es frecuente en casa, por eso la elegimos.)
  2. Segundo objetivo: conseguir que se mantuviera sentado en el orinal más de un milisegundo. Para este punto preparamos cuentos específicos sobre temas mojoniles ("El libro de los culitos" es la monda) y teníamos a mano siempre sus libritos favoritos. Nota: pocas cosas hay más graciosas que ver a un peque sentado en su orinal mientras "lee" concentrado, es muy "modo Marqués". También tuvo éxito esta estrategia. mucho, a tope... Hasta que un día (cagontó) no sé qué pasó que en lugar de cuento le pusimos dibujos en la tele. Error, gran error, porque a partir de ese día el muy canalla de mi hijo estrenó una función teatral maravillosa llamada "Me hago caca, ponme dibus" que terminaba con dos padres sabiéndose timados porque ni caca ni caco, el petardo lo que quería era que le pusiéramos la tele. Ains. 
  3. Tercer objetivo: conseguir que hiciera sus cosas en el orinal. 
    • Aquí, en este punto, disfrutamos especialmente, sobre todo esa tarde en la que dijimos "Bah, vamos a quitarle el pañal y así irá al orinal cuando se note...". Mira, ni termino la frase porque pa qué. Se cagó en el suelo del salón, claro, como sólo un auténtico profesional del comer puede cagarse. En lo que yo recogía el truño, su padre le limpiaba. Luego fui a vaciar el cubo de la fregona y Mimaromo a deshacerse de las toallitas. Allí nadie le puso pañal a nadie porque "pa qué, si acababa de soltar lo más grande". Pues sí, como adivinarás mi amorcito pequeño volvió a cagarse, one more time, pero esta vez de una manera creativamente asquerosa: sentado en su correpasillos mientras hacía eso, correr por el pasillo. No entro en detalles. Festival. Volvimos a iniciar la maniobra "Restaurar la higiene en el hogar" y de nuevo volvimos a cagarla a no ponerle pañal. Estaba yo con la fregona cuando oigo un "No me lo puedo creer" y al acudir al salón veo a Mimaromo hipnotizado mirando un tercer mojón como un solete de grande. No me siento especialmente orgullosa de esto que voy a contar ahora, pero la verdad es que le hicimos fotos. En plural. 
    • Superado ese día decidimos sentarle cada X tiempo, en los momentos que supiéramos que era posible que hiciera cosas (después de las comidas, al levantase...). Y bueno, cuando le poníamos pues sí que hacía pis y caca, pero él lo que es pedir, no pedía. 
Viendo que en realidad, por mucho que dijera eso de "Quiero hacer caca", no era el momento, pausamos el plan hasta que él estuviera realmente preparado, cosa que ha sucedido este mismo mes.



SEÑALES: 
  1. Pasó de avisar cuando ya era demasiado tarde a decirlo con algo de antelación. 
  2. Cuando se hacía caca en seguida nos pedía que le limpiáramos (eso de llevar un mojón pegado al Ohio ya no le resultaba cómodo al parecer).
  3. Él mismo hacía por sentarse en el orinal alguna vez que otra.
  4. Estando en pelotas en el jardín hacía bailes rarunos y se tocaba la churrilla para acto seguido mearse en las plantas de mis suegros, porque esto sucedió estando en su casa (yo también me meaba, pero de risa, no voy a negarlo). 

PROCEDIMIENTO (en nuestro caso): 
  1. Tener el orinal cerca, a su disposición.
  2. Tenerlo en pelotas. Esto en realidad ha sido por iniciativa suya (es un fan incodicional del "culismoalaire") pero sinceramente creo que ha facilitado mucho el asunto porque no tenía más que regar las plantas de los abuelos sentarse en el orinal. 
  3. Estar atentos a las señales clave: bailecito y tocada masiva de churra.
  4. Preguntarle cada X si quería hacer pis o caca (he de reconocer que al principio nos pasamos de pesados, le teníamos el cerebro ahogao al pobre).
  5. Integrar el ratico de hacer sus cosas en el juego (sus muñecos también usaban orinal, por ejemplo, o seguir jugando con él mientras estaba sentado) para evitar el "no hago pis por no parar de jugar".
  6. Decir en voz alta nosotros "Voy a hacer pis" (o "Estoy haciendo pis" cuando se colaba en el baño mientras alguno de los dos... pues eso, lo que pasa cuando eres padre, vamos).
  7. "Choca esos 5" cada vez que hacía cositas (en general en casa somos muy de chocar las manos, somos una familia moderna y molona -como dicen los jóvenes XD-).
Al principio pensamos en centrarnos en el día y dejar el de noche para más adelante, pero resulta que la primera semana amaneció con el pañal sequito todos los días, así que nada, ¡fuera pañales! 

Tengo que decir que ha ido genial, se nota que era el momento (no como la otra vez), porque ya hace tres semanas que empezamos y la verdad es que va viento en popa. Eso sí, descubrimos (por las malas) que nunca son suficientes calzoncillos (no es que haya tenido muchas fugas, pero algunas goticas furtivas, unos cuantos pipís y un par de cacas, de las de calidad, sí que fueron a parar a su ropa interior los primeros días). 

PD: Me muero de amor con mi pequeño que ya no es tan pequeño... Ay, ¡qué se me hace mayoooor!

Extra: Aquí mis básicos para sobrevivir a llevar a cabo la Operación Pañal ;)



¿Ya has pasado por la Operación pañal? ¿Qué tal fue? ¿Algún truqui que compartir? 

Besitos de madre que ya no compra pañales ;)

26 comentarios :

  1. Tres semanas solamente? Me matas de envidia. Yo con la mayor tardé meses y con el pequeño llevo todo el verano. Date por afortunada!
    Tienes gracia hasta escribiendo sobre mierda, jodía! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pero si es que lo de caca-culo-pedo-pis hace gracia por sí mismo! jajaja Gracias, hermosa!!!
      Soy consciente de la suerte que tengo, la verdad (aunque ayer se le escapó un mojonin in the middle of the parque, y yo sin muda, ahí tó confiada, jajaja)
      Besote!

      Eliminar
  2. Jajajajajajaja, me ha recordado la mía! Yo llegue a tener 21 bragas en casa por que manchaba gotitas cada vez.
    Paula se quitó el pañal en una semana larga con ayuda de la profe de la escoleta y una varicela imprevista que hizo que tuviera mucho calor y le molestara el pañal para dormir.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es suficiente ropa interior! jajaja
      Ay, pobre, qué mal se pasa con la varicela... pero mira, no hay mal que por bien no venga! ;) Besote, guapa!

      Eliminar
  3. Ja,ja,ja, me parto. Por aquí vamos con aaaalgunas veces aviso cuando ya me he hecho, oooootras aviso cuando estoy en ello, ooootras me pongo histérico para que me cambien y oooooooootras me hago el harakiri antes de permitir que me cambien aunque tenga una cacota de adolescente bien comido (guarrichi perdío). Ah, y un poquito de "cacaaaaa, cacaaaaaa" que yo creo que significa cámbiame ya que tengo el pañal como las cataratas del Niágara. Al menos ya habla del tema. Yo creo que es normal aludir a la caca antes que al pipí porque, como expresarlo, se hace notar pelín más.
    Con respecto a pegatinas o lo que le salga a cada uno de los webs, podrán gustar o no pero chantaje no lo veo tampoco porque eso significa extorsión y no te veo yo pala de la playa en mano amenazando a Tugordi, ¿no? Je,je,je.
    Nosotros esperaremos porque no le vemos preparado en absoluto. Al menos ahora le mola sentarse en el trono (desde que vio a un amiguito un año mayor) pero no hace nada de nada. Bueno sí, decir "adiós pipí, adiós caca" (inexistentes ambos) y tirar de la cadena. Poco a poco.
    Enhorabuena por esa fase coñazo superada. Yo la temo. Tomo nota. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de chantajes, of course!!! ;)
      No le temas, que como esto es progresivo verás que poco a poco va entrando al trapo! Seguro que va canela en rama! Lo de decir adiós a la caca y darle a la cisterna es algo que les fascina XDDD

      Eliminar
  4. Jajajaja, es que no puedo contigo, en mi vida había leído un post sobre la operación pañal tan divertido! Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD Todo lo que cuento es true story total!!! Si es que esto de la maternidad es mejor tomárselo con humor!!! ;) Te como, guapa!

      Eliminar
  5. Literalmente he llorado de la risa. Gracias por alegrarme el día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja ayyyy, qué ilu, parfavar! ;) Gracias por comentar, hermosura anónima! Muuuuacas!

      Eliminar
  6. Me ha encantado!! Nosotros también hemos quitado pañal a la peque este verano, y como el tuyo el secreto ha sido ir en pelotillas por la casa tooodo el rato! Y los primeros días salíamos a la calle con el orinal, así no tenía que correr a los sitios.
    Y una semana después de quitar el de día vimos que por la noche ya no mojaba pañales, así que ya estamos liberados del todo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ir en pelotas es que es muy maravilloso, jajaja. Qué guay que haya ido bien! Pero madre mía, ir con el orinal parriba y pabajo, con la de cosas que hay que llevar ya! jajaja Pero es buena idea en realidad, porque nosotros alguna vez hemos corrido como en nuestra vida camino de un baño en un bar!
      Muchas gracias por pasarte y comentar, hermosa! ;)

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. MUUUUUUUUYYYYY GRAAAAAAAAANDEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Sois unos cracks! No me he podido reír más, nosotros estamos en pleno proceso, y de momento seguimos con pañal para los viajes largos de coche y las noches, pero se pasa el día churrilla al sol! Gracias por el post, el medio pomelo y yo nos hemos partido de risa al vernos reconocidos en algunos momentos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa!!! Si es que lo mejor es reírse... porque limpiar meaditos enfurruñaos es peor! XD
      Te cuento que a la semana de quitarle el pañal nos hicimos un viaje de 500 Kms... ¡y no le pusimos ná! Ahí, amando el riesgo!!! Pero te diré que no pasó ná (oh, milagro), en la parada que hicimos para comer fue el tío al baño y tan pancho!!! (Ahora lo pienso y me parece que estamos majaras, jajaja)
      Un besote y ánimo con este momentazo!!! ;)

      Eliminar
  10. A nosotros solo nos queda el de la noche. Hay mañanas que amanece seco, otras que pesa 2 kgs... Incluso hay noches que me despierta para que le lleve al baño.
    La verdad es que ha sido visto y no visto.
    Tenía orinales, libros... Pero el quiso el wc de mayores.
    Pasó del pañal a querer ir en "pelotingas" como dice él.
    Solo ha tenido una "fuga" en la calle la primera semana y un mojón muy bien plantao en el salón una vez.
    Y nunca más.
    Yo alucino, una vez que están preparados es visto y no visto.
    ¡Que ahorro en pañales!
    Por cierto, me he jartao a reír con tu post, como siempre.
    Artista!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pelotingas" Fan. jajajaja El mío te llega y te dice: Mamá, quiero ir desnudo. Así, tal cual. Muy correcto todo. jajajaja
      Es que es eso, cuando es el momento, es el momento, aunque luego te encuentres algún pino plantado en mitad del salón jajajaja
      Un besote, amore!

      Eliminar
  11. Con el mayor fue fácil, cuando tenía dos años y medio aprovechamos que era agosto y lo intentamos. Primero con adaptador en el WC y llevándole de vez en cuando. Fracaso. Entonces aprovechando que pasaba mucho rato en el patio de mis padres, le dejamos en pelotis y con un orinal cerca y desde el minuto uno iba el solo a hacer pis. Tengo q decir q no me esperaba q fuera tan rápido porq nunca pedía el pis y eso q era muy parlador. El pañal nocturno se le quité a los quince días porq aunq no se levantaba con el seco todos los días, el pobre se volvía loco con eso de por la mañana no y por la noche sí. Me arriesgue pero salió bien.
    Con el peque estamos en ello y ha sido diferente. Aprovechando q tenia el orinal del hermano en casa, le sentaba (vestido) de vez en cuando cuando yo iba a hacer pis y le decía "mama esta haciendo pis". Pasado un tiempo, antes del baño nocturno le ponía desnudito en el orinal y enseguida empezó a hacer pis y luego caca. Todo con mucha tranquilidad y sin agobiar. Siempre q hacia algo, le felicitaba e incluso invente una canción. Ayer fue la primera vez q pidió pis y se fue corriendo al orinal, se intento quitar el pañal y efectivamente hizo pis y caca. Tiene 22 meses así q seguiremos poco a poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que cada niño es un mundo, verdad?
      Muy fan de inventar canciones, ¡mencanta! jajaja
      Un besote, Cristina!

      Eliminar
  12. Lo nuestro fue semana y media pero vaya semana y media.... El día que marcó el punto de inflexión fue cuando se meó encima y me lo encontré saltando en el charco cual Peppa Pig (que cosas enseña la cerda de marras!) mientras limpiaba tremenda meada le dejo tranquilito en su cuarto con su hermana...
    Silencio.... Silencio.... (Que miedo joer....) me acerco y me encuentro un cagarro de proporciones épicas en la alfombra.... Quise morirme. De hecho las lágrimas afloraron en mi, yo creo que fue tan penoso, que desde ese momento mi rizos empezó a pedir siempre pis y cacas.... Por fin conseguí quitar el pañal... Eso sí, salir ahora de casa es totalmente equiparable a una mudanza... Qué pasada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaajaajaja marditaseaPeppayloscharcos! jajaja
      Yo no sé cómo no se nos cae la espalda a los padres con la de cosas que llevamos encima!!! jajajja

      Eliminar
  13. A Cronopio le fue muy bien en la operacion pañal, realmente nos sorprendio y fue una gran experiencia que me enseño que no debo hacer menos las capacidades de mi hijo. Yo pense, no se porque, que le iba a costar mucho trabajo y solo le costo 10 dias. Yo estaba sorprendida. Creo que en realidad a la que le costo trabajo fue a mi, aceptar que ya no es mi bebe fue dificil.
    Super chulas tus ilustraciones, como siempre, solo te falto la lavadora siempre lista y una racion extra de jabon, que esos dias tuve que lavar muucho. Abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Pero que blog tan chulo!!!!
    Te he buscado por un comentario en el blog de "mamaingeniera" y ya te tengo en mis favoritos.
    Del tema quitar pañal aún me queda un poco lejos porq mi peque es aún muy peque pero tomo nota :D

    ResponderEliminar
  15. Nosotros aun no nos he metido de lleno en el tema, pero de vez en cuando intentamos que se siente... Y ... Miedo me da!!! 10 segundos sin pañal mientras te giras a por el pañal limpio en el baño, y el frío de las baldosas le debe gustar gustirrinín, porque siempre se vuelve a mear fijo. Los mojones, es muy fino, se los guarda todos para él. Por cierto, estoy leyendo el post en la cama, con el Cachorro al lado, llorando de la risa ... Y me dan ganas de despertarlo y sentarlo en el baño jajajaja

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...