jueves, 6 de octubre de 2016

La paternidad es una experiencia paranormal

Sí, has leído bien: la paternidad es una experiencia paranormal, es como tener un fantasmita en casa, uno mu simpático y un poco cabronías a veces

Aquí un informe detallado de este Expediente X que es la paternidad: 

SUCESOS INCREÍBLES:
  • Las cosas cambian de sitio. En condiciones normales el mando de la tele suele estar en el sofá salón, al lado de la tele o en la mesa. Pero eso es en condiciones normales... Gracias a nuestro poltergeist tendrás que buscarlo en el congelador, la bañera, una maceta o incluso en otra dimensión, porque hay veces en las que desaparece para no volver. Y cuando digo mando quiero decir llaves, cartera... Estoy segura de que hay otra dimensión paralela en la que todas nuestras cosas flotan en el aire, confusas, preguntándose cómo han llegado allí y si vamos a ir a buscarlas. Spoiler: tranquilidad, estos objetos perdidos acabarán apareciendo, dos o tres semanas después, cuando estés buscando otra cosa que necesitas urgentemente y no hay forma de encontrar. Y así siempre. 
  • De noche, a veces, notas una presencia en tu cuarto (o directamente en tu cama). Estás agotado y has perdido el conocimiento dormido plácidamente y de pronto lo notas: hay alguien mirándote desde el borde de la cama, ahí, de pie, quietecico (o no). Acojona. Mucho. Al parecer los fantasmitas tienen querencia por la juerga nocturna (debe ser que en su dimensión el horario es diferente al nuestro), y les mola, además, invitarnos a participar en ella. ¡Cuantos más seamos, mejor! ¡Bravo! 
  • Se oyen gritos y ruidos extraños. Esta manifestación de nuestro fantasmita particular, la de los grititos, comienza a darse, aproximadamente, a los dos años de haber hecho aparición el mismo en nuestro hogar. Curioso. Aunque también te digo una cosa, casi mejor que haga ruidos, porque el silencio total da mucho más miedo... y tiene peores consecuencias. 
  • Aparecen marcas en tu cuerpo: a veces son moratones o arañazos (es lo que pasa por jugar con un poltergeist), pero en otras ocasiones son pinturas tribales, de significado oculto, en tu careto y/o brazos. Recomendación: mírate al espejo SIEMPRE antes de salir de casa, por si acaso, porque este fantasmita tiene más peligro con una pintura en las manos que siete compañeros de piso universitarios borrachos juntos. 
  • Hay ectoplasma por todas partes, todo el tiempo. Hay quien lo llama "mocos", por normalizarlo, pero yo qué sé, es tal la cantidad que una no puede creerse que todo eso lo pueda fabricar un cuerpito humano tan pequeñito fantasma. 
  • En tu casa, en tus paredes, aparecen extrañas manchas... ríete tú de las caras de Bélmez y de las cuevas de Altamira. 
  • La tele hace cosas raras y pasa a estar totalmente controlada por el peque fantasma. En tu pantalla, de pronto, salen movidas alucinantes: animales con capacidad de hablar, perros con profesiones, aviones que llegan a la otra punta del planeta (y que entienden todos los idiomas del mundo) en dos segundos -por cierto, siempre me he preguntado dónde carajo guarda Jet, de Super Wings, los paquetes... Jummmm, Jet, me parece que tú no pasarías un control de aduanas, eh, campeón...-. 
  • A veces te posee un espíritu, concretamente el de tu abuela/madre, que toma el control de tu cerebro y de tu boca y te hace decir cosas como "Ponle una rebequita al niño que parece que va a refrescar" u "Oye, con la comida no se juega"... Cosas que en condiciones normales tú no dirías... ¿verdad? 
Rescato esta ilustración porque viene que ni pintá para este post y para el inicio de curso. Se ha abierto la veda del moco eterno. ¡Qué guay!



¿Tú también tienes un fantasmita en casa? ¿Algún expediente X más? Jijiji

Besitos de "Madre y Scully" (ofú, qué nivel de humor... ya lo sé, pero me lo perdonáis porque aún estoy convaleciente, ¿verdad?)

12 comentarios :

  1. Muy gracioso!como siempre alegrándome el rato, gracias. Lo mejor de super wings es q los niños de todo el mundo hablan perfecto inglés, viva la globalización!

    ResponderEliminar
  2. Yo, lo de los gritidos nocturnos es lo que me trae mássss loca. Qué jorrornaits, por Dios.Y una cosa que me pone de mala leche, que no sé por qué, es encender la tele y que me salga el puñetero Clan jajaja. Del resto, por suerte y por ahora, que todo llegará, lo sé, nos hemos librado hasta la fecha. Está esperando a que nazca el 2º para hacerlo todo a la vez y liarla pardísima. Bueno, como, ahora que me acuerdo, el día que cogió las llaves de su padre, desaparecieron y el drama familiar casi acaba en divorcio y el niño en servicios sociales jajaja. al final estaban en la cesta de la silla. Ayyyy.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajajaaja. La verdad es que tienes razón en todos los puntos, estos pequeños fantasmas que pululan por la casa... aixxx. Me encanta la viñeta: ni qué pintada con lo de los mocos y el ectoplasma (algo que mi marido siempre dice)
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajaja, hay por favor que me he reído,a mi me posee el espíritu de la Tia Abuela, porque cuando veo a Ryder de La patrulla canina pienso, éste chico se tiene que dedicar a algo ilícito, que si el bus, que si las dron,de donde saca las perras??
    Espero que estés más recuperada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajaja, hay por favor que me he reído,a mi me posee el espíritu de la Tia Abuela, porque cuando veo a Ryder de La patrulla canina pienso, éste chico se tiene que dedicar a algo ilícito, que si el bus, que si las dron,de donde saca las perras??
    Espero que estés más recuperada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja... suscribo todo, ayyyy es que esto de tener criaturas es muy paranormal!! Esta noche mismo he oido "mama veeen" y cuando he llegado todo lo rauda y veloz que me permite el barrigón la criatura estaba dormida!! Acojonatis (o locatis) es poco

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja me parto. Yo tengo cuatro fantasmas: dos niños, un gato y un marido ;)

    ResponderEliminar
  8. Yo te lo digo de verdad, el dia que a la mía le de por venir en plena noche a mi habitación y plantárseme al lado igual me cago viva del susto! Aun no lo ha hecho pero siempre que una mamá lo cuenta me da un escalofrío. El padre de la criatura no quería tener escuchadores porque pensaba que iba a oir psicofonias jejejeje y el otro dia durmiendo la enana se tumbó encima de un muñeco de esos que lloran al apretarle y casi nos morimos del susto.

    ResponderEliminar
  9. Yo te lo digo de verdad, el dia que a la mía le de por venir en plena noche a mi habitación y plantárseme al lado igual me cago viva del susto! Aun no lo ha hecho pero siempre que una mamá lo cuenta me da un escalofrío. El padre de la criatura no quería tener escuchadores porque pensaba que iba a oir psicofonias jejejeje y el otro dia durmiendo la enana se tumbó encima de un muñeco de esos que lloran al apretarle y casi nos morimos del susto.

    ResponderEliminar
  10. Todos y cada uno de esos sucesos paranormales los he vivido... por partida triple.
    Genial el post, muchas sonrisas me ha sacado. :D

    ResponderEliminar
  11. Yo a los mocos añadiría las babas que al menos en nuestro caso es bastante exagerado.

    ResponderEliminar
  12. Estos sucesos paranormales al final terminan siendo de los más normales. A mí antes de mi vida de madre, me daban verdadero asco los mocos, si por muy enfermera que sea, los mocos era algo que no podía aguantar...y ahora es que es verle un moco colgando y me tiro como una loca a quitarlo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...