martes, 14 de febrero de 2017

Un poema de amor... de andar por casa


Te quiero. Te necesito. 
Sin ti no viviría igual en nuestro pisito. 

Nunca imaginé que serías tan importante para mi, 
pero, carajo, es que vales un potosí.

Te quiero por lo que haces, por lo que eres,
que sepas que entregaica me tienes.

Imagino la vida sin ti y tiemblo, 
no sé cómo pude estar sin ti tanto tiempo.

Gracias al mundo por haberte puesto en mi camino, 
porque gracias a ti hay más ratos en los que puedo hacer lo me sale del chumino.

Siempre pensé que sin tele no podríamos vivir,
pero oh, lavavajillas, tú eres el imprescindible aquí.

Viva el ser humano y la tecnología,
esta sin duda es la mejor obra de ingeniería.

Por favor no vuelvas a estropearte, ha sido una pesadilla,
no queremos fregar más platos, ni quitar restos de comida pegaílla.

Los platos sucios son un coñazo, detestamos lavar,
para diez minutos que tenemos, preferimos que sean para...

Fin


Un mes. Un mes hemos estado sin lavavajillas y, de verdad, ha sido el infierno en la tierra, ¡nunca mais! Pocas cosas hay en la vida que yo diga que "odio", pero afirmo, sin problema alguno, que fregar los platos es una de ellas. 

Gracias querido señor técnico que has arreglado nuestro aparato, te estaremos eternamente agradecidos.



Es curioso, uno de los motivos frecuentes de discusión que me cuentan en consulta es "a quién le tocaba/toca (siempre, a veces, hoy) meter y sacar las cosas del lavavajillas". Si esto es así, ¿cómo sería la cosa sin este maravilloso electrodoméstico? Sea como fuere, si no queremos tarifar por culpa de una cosa tan tontorrona como son los platos sucios, porfaplis, pactad con antelación a quién le corresponde esta tarea ese día o esa semana, así no habrá problemas. Tssss, y cumplidlo, ¡eh! ¡No al escaqueo maligno! Es mejor invertir el poco tiempo que tenemos los padres en estar un ratico agradeibol en pareja que perderlo discutiendo, ¿no te parece? Ea, pues eso. Hala, a quererse mucho (sea 14 de Febrero o 20 de Abril -del 90-). 

Besitos de madre y de padre con cocina equipada


7 comentarios :

  1. me encanta por favor que primor de poema

    ResponderEliminar
  2. Ays. Nosotros acabamos de adquirir (que bonita palabra), mejor incorporar, a nuestra familia una flamante secadora. Somos felices. La colada diaria se queda en eso y no en un eterno tendedero en medio del salón. Viva la tecnología y el ahorro energético (el de los papis, me refiero. Que la energía necesitamos conservarla)

    ResponderEliminar
  3. Oh, poetisa,
    Con tus palabras me da la risa.
    Me encanta que utilices palabras
    Como Chumino, aunque no se abra.
    Ahora mismo compro detergente
    Y lo soluciono inmediatamente.
    Gracias por tu consejo,
    Y que sea otra cosa frotar el conejo.

    Uy, qué vulgar me ha quedao todo... bien, así no tengo que ir luego de fina, que no me entra bien el traje de recatada.
    Besico, linda, y gracias por tu sabiduría.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y la lavadora? ¿por qué nadie se acuerda de la lavadora? XD

    ResponderEliminar
  5. Jajajaaj, desde luego que sí, qué importantes son los electrodomésticos. A mí cada vez me da más pereza lo de fregar, no lo odio pero... Lavavajillas forever.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja Me pasó el trimestre pasado... y sólo estuvimos una semana sin lavavajillas! Tremendo. No quiero imaginar lo que es un mes fregando platos: el apocalipsis.
    Me ha encantado el poema: amor del bueno ;)

    ResponderEliminar
  7. Pues ya te lo digo yo, que vivo sin lavavajillas: un infierno. Yo dedico aproximadamente una hora al día en fregar la cocina ^^.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...