jueves, 22 de junio de 2017

Se acaba el coleeeeeeeee

¿Recuerdas cómo molaba el último día de clase? Todo un verano ante ti... días y días. ¡Parecía infinito! Ahora somos padres, y sí, el verano vuelve a parecernos infinito, pero no por los mismos motivos: ahora se debe más bien a eso que se llama (pero que nadie ha visto nunca) CONCILIACIÓN. ¿Y qué hacemos con el niño todo este tiempooooo?

Si a esto de "apáñatelas como puedas" le sumamos la energía inagotable de nuestros queridos retoños, el resultado es, cuanto menos, un tic nervioso en un ojo.






La verdad es que a estas alturas estaban las pobres criaturas cansadas ya, que no se aguantaban en su pellejo (y más con estos calores), y las vacaciones les hacían faltica. Lo que pasa es que, en serio, ¿cómo se hace eso de currar y que tu hijo tenga vacaciones hasta septiembre?

En fin, amigas, a ver si nos toca la lotería y el verano que viene nos cogemos no tres, sino cuatro meses de vacaciones a lo loco, para estar con los peques... ejem, y bueno, para otras muchas cosas, muajajaja. 

Para aquellos que tengan piscina en casa imagino que la apuesta veraniega está clara: piscina, comida, siesta, piscina, merienda, piscina, ducha, cena, cama, papis desnudos en piscina mientras los niños duermen. Jo, que según lo estoy escribiendo se me caen las lágrimas. Por no tener no tengo ni bañera, pusimos plato de ducha...

A los que no tenemos piscina ni estamos todavía de vacaciones, pero que sí que tenemos un retoño vacacional, en un piso en una ciudad a 40 grados (a la sombra), nos toca pensar actividades para no perder la cabeza estar entretenidos todos y en paz y armonía. Menos mal que la blogosfera maternal y también Instagram están llenos de gente con unas ideas cojonudas como para tener al niño entretenido hasta los 30 años. Gracias de nuevo, intenné.  


¿Cómo os apañáis en verano vosotros? ¿Abuelos? ¿Campamentos? ¿A y B son correctas? ¿Terminaremos con cordura este verano? 

Besicos de madre con espíritu de vacaciones pero cuerpo de pringada autónoma.


6 comentarios :

  1. A mí el binomio pueblo+abuelos siempre me ha funcionado, eso sí, teniendo en cuenta que en septiembre me tiro dos semanas para volver a la criatura a su ser, porque llega de un crecidito...

    Este año se va de campamento (9 días fuera de casa por los que me he ganado el título de #malamadre entre los abuelos) y luego a hacer el cabra al pueblo.

    A ver qué tal la combinación, espero no arrepentirme :-))

    Mucho ánimo y un beso,
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que cuando están un tiempo con los abuelos se nota, y vienen sueltecitos, jejeje.
      Seguro que tu combo de este año sale estupendo (digan lo que digan, jajaja)!!! ;)
      Besicos, guapa!

      Eliminar
  2. si, como cambia la vision del verano cuando se es padre! Aqui nosotros tenemos vacaciones hasta fines de agosto y aun asi, el verano parece ya interminable. Nosotros haremos curso de verano en clases de natacion. la primera semana es sensacional porque se cansan horrores y una se relaja, pero despues como que la piscina les da mas fuerza y eso ya es la hecatombe. Suerte con el verano y mas con esos 40 grados a la sombra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es verdad lo de la piscina, y en general cualquier actividad: al principio les deja KO y luego parece que les da energía!
      Muchas gracias, guapa, y suerte a ti también!
      PD: Ya mismo está aquí Agosto y pillas vacaciones!!! Muuuacas

      Eliminar
  3. Yo lo tengo en la bañera, bajarme a la piscina, y muuuuchas paciencia porque este verano no tengo vacaciones y se hace cuesta arriba. Bendita conciliación inexistente en este nuestro país...��������

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es imposible, mentira, nada... Dime tú a mi cómo se organiza una familia que no tenga a los abuelos a mano (¿te suena?) ni posibilidades económicas a lo loco!!! En fin, que salgan bien los malabarismos, hermosa.
      Besicos a cascoporro.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...